MÉXICO YA ELIGIÓ. Daniel Ambriz Mendoza

      

     

    Magisterio en Línea

    Lejos de determinar el nombre de quién se ponga a la cabeza del poder ejecutivo y de quienes estarán ocupando una curul en el H. Congreso de la Unión, algunas gubernaturas, Congresos locales y Ayuntamientos municipales, en México ya se eligió la vía electoral como el método para transitar hacia el futuro, no fue el golpe de Estado, y mucho menos, la confrontación armada. Están claros los caminos que deban transitarse para cambiar el estado de cosas que nos lastiman y de las cuales, todos los ciudadanos estamos conscientes; quienes aspiran a ocupar un cargo de elección popular lo saben perfectamente, por eso, deben tener mucho cuidado al hablarle a los electores para que sus palabras no resulten huecas, insignificantes o carentes de sentido.
    Aunque exista quien piense lo contrario, creo que la mayoría de ciudadanos coincidimos en que no todo lo que tenemos en la actualidad está mal, hay aspectos de la vida nacional que deben seguirse fortaleciendo para beneficio de quienes disfrutamos de sus bondades, hablo de escuelas públicas, infraestructura en comunicaciones, en salud, en el sistema alimentario, en empresas exitosas que le dan empleo a miles de mexicanos y que dan pie al talento de profesionistas con visión de futuro y deseos de superarse, entre otras. Para comprobarlo, basta voltear la mirada hacia naciones que están en ruinas, en donde alimentarse todos los días es todo un reto, ya no digamos educarse, preservar la salud u obtener un empleo.
    Entonces, no todo está perdido, tenemos muchas cosas que rescatar y muchas más que preservar. Ver hacia el futuro no es una pose demagógica, debe ser una obligación cargada de mucha responsabilidad, tanto de quien aspira a gobernar, como de quienes vamos a elegir en las urnas electorales. Porque ya hemos elegido que el voto sea la vía, quiere decir entonces que creemos en el poder de nuestra decisión en las urnas para cambiar las cosas en beneficio de todos los mexicanos.
    Las campañas electorales ya iniciaron, a partir del pasado 30 de marzo se contarán 90 días de propaganda gradual que tenemos que soportar porque habrá de todo, principalmente el qué hacer, muchas y diversas propuestas. Un error de los candidatos sería estacionarse en esta parte y no evolucionar hacia lo que le importa a la ciudadanía, a los mexicanos no nos importa tanto los qué, lo que deseamos escuchar son los cómo, los con qué y los para qué, es ahí donde se estaría viendo la viabilidad de las propuestas, esos indicadores nos estarían dando una idea de la certeza de lo que se está hablando. Los ciudadanos mexicanos estamos cansados de escuchar promesas que más tarde se convierten en mentiras, tampoco estamos dispuestos a escuchar disparates alejados de la lógica y del sentido común. Candidato que se quede únicamente con sus qué, será un candidato que se acercará a una derrota anticipada, como también, aquel candidato que hable de los cómo, los con qué y de los para qué inviables, ilógicos o fuera de la realidad.
    Los candidatos y sus equipos de campaña saben o deben saber que, se están enfrentando a nuevos retos en cuanto a propaganda y a comunicación política, contemplar las tecnologías de la información y de la comunicación y todo lo que por ellas circula es una necesidad, hoy en día ya no es un imperativo único ir a buscar las voces mediante el contacto directo con los electores, las voces están todos los días en las redes sociales, aquél candidato que logre descifrar este código llevará un pie delante de quienes se aferren al pasado y crean en su voto duro o en el poder de penetración de sus estructuras humanas, no, ahora hay que ganarse la voluntad y la confianza de la gente de distinta manera, sí cuentan las estructuras y cuenta también el contacto directo con la ciudadanía, pero en este reconocimiento, debe estar presente el respeto a los medios de comunicación modernos y la necesidad de interactuar con ellos a través de estructuras humanas preparadas en el manejo de plataformas digitales para poder lograr una comunicación política eficaz y con la eficiencia que se requiere.
    México ya decidió, y si escogimos que el cambio que anhelamos debe ser a través de las urnas electorales honremos cada voto que sea depositado en ellas y respetemos el resultado.


     

    Más información en esta sección:


    EL SNTE DE HOY. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    EL PESO DEL HUMOR SOCIAL. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    ES DE LEY. Daniel Ambriz Mendoza....Leer más >>

    UN SNTE CON VISIÓN PROSPECTIVA. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    EN LA CUERDA FLOJA. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    ¿Y POR QUÉ AHORA SÍ?  Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    LIDERAZGOS A PRUEBA. Daniel Ambriz Mendoza ...Leer más >>

    LA MISIÓN DE EDUCAR. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    LA DERROTA DE LOS VIOLENTOS ...Leer más >>

    Brevedad, brevedad y brevedad...Leer más >>


lIGAS IMPORTANTES