EL PESO DEL HUMOR SOCIAL. Daniel Ambriz Mendoza

      

     

    ...

    Es innegable que en la actualidad existan muchas cosas que nos molestan y que nos ponen de mal humor, unas de ellas las sentimos, y otras, las oímos tanto que nos arrastran hacia un mar de quejas, reclamos y pesares. Los conocedores de la psicología social han aprovechado esta circunstancia para alentar mediante distintas estrategias, que el mal humor crezca hasta desbordarlo si fuera posible, esta circunstancia constituye el terreno más fértil para la entrada de propuestas irracionales y conductas inapropiadas, donde lo malo se convierte en bueno en un segundo, donde la propuesta más amarga se convierte en el más dulce señuelo. En un estado de pésimo humor la sociedad es vulnerable, se puede cometer un error histórico del cual nos podemos arrepentir después, ya lo vimos en el Reino Unido con su salida de la Unión Europea, en Colombia con la negativa en el plebiscito por la paz y en los Estados Unidos con la inimaginable elección de Donald Trump como su Presidente, solo por mencionar algunos de los más recientes.

    Cuando no enojamos y perdemos el control no reflexionamos sobre el alcance de nuestros actos, nos desbordamos sobre lo que momentáneamente sentimos, no tenemos la capacidad de hacer balances, de ver los puntos blancos sobre los negros, podemos llegar incluso a la irracionalidad. Cuando el mal humor nos invade estamos dispuestos a perder todo lo que tenemos en un instante, no pensamos en el esfuerzo que nos costó lograrlo, no pensamos en el bienestar de nuestra familia, mucho menos vamos a pensar en el bien colectivo. Cuando estamos enojados, iracundos y llenos de rabia le estamos abriendo la puerta a la frustración y le estamos otorgando licencia a los manipuladores de que hagan con nosotros lo que quieran porque mordimos el anzuelo y caímos en su trampa, somos su presa.

    En esta vida no todo es negro ni todo es blanco, hay matices, y existen ventanas de oportunidad que se pueden aprovechar para salir del estado en el que nos encontramos. Hay muchos elementos para el análisis que se pueden aprovechar en la toma de decisiones razonadas, todo depende de nuestra voluntad para tener el dominio de las situaciones y que no sean éstas las que nos dominen a nosotros, entiendo que hay dificultades para lograrlo porque es más la presión que recibimos a través de las redes sociales que últimamente han tenido un papel preponderante en la vida de millones de mexicanos, pero también sé que no podemos cerrar los ojos ante una realidad que nos pone en el escenario como los protagonistas principales, una realidad que desnuda a muchos actores y los deja ver como lo que son: mentirosos, deshonestos, incongruentes, intolerantes, manipuladores, ambiciosos, arrogantes, sin escrúpulos, etc.

    Los valores que solo en familia se comienzan a despertar son parámetros importantes que nos pueden ayudar a obtener un mejor balance de la realidad que vivimos, son los valores observados en nosotros mismos y en los demás los faros que nos guían en el mar de la incertidumbre, y lo son, porque la honestidad no tiene objeción, como también no lo tienen, el respeto a los demás, la eficiencia en el trabajo, la congruencia, la verdad, la solidaridad y el amor por los demás como por nosotros mismos, entre otros. Todos tenemos una huella social imborrable que nos recomienda o que nos acusa, basta con hacer una revisión de nuestros hechos y ahí saldrá la personalidad de cada quien, sin matices ni maquillaje.

    No nos puede llevar a buen puerto quien nos ofende, quien nos divide, quien forma grupos antagónicos entre sí, quien destila amargura y esparce odio. Es momento de darle espacio en nuestras vidas a la inteligencia emocional para alcanzar un equilibrio interno que nos permita tomar decisiones firmes de las cuales no tengamos un día que arrepentirnos. En medio de la tempestad, la firmeza en el timón del navío de nuestra vida es lo que nos permitirá mantenernos a flote y salir avantes sin frustraciones ni arrepentimientos futuros.

     

    Más información en esta sección:


    EL SNTE DE HOY. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    MÉXICO YA ELIGIÓ. Daniel Ambriz Mendoza ...Leer más >>

    ES DE LEY. Daniel Ambriz Mendoza....Leer más >>

    UN SNTE CON VISIÓN PROSPECTIVA. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    EN LA CUERDA FLOJA. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    ¿Y POR QUÉ AHORA SÍ?  Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    LIDERAZGOS A PRUEBA. Daniel Ambriz Mendoza ...Leer más >>

    LA MISIÓN DE EDUCAR. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    LA DERROTA DE LOS VIOLENTOS ...Leer más >>

    Brevedad, brevedad y brevedad...Leer más >>


lIGAS IMPORTANTES