EN LA CUERDA FLOJA. Daniel Ambriz Mendoza

      

     

    ...

    “En la cuerda floja” ha sido una expresión que se utiliza para ilustrar una situación de riesgo, cuando decimos que alguien está en la cuerda floja inmediatamente pensamos que está en peligro, si se trata de un cargo, se entiende que su permanencia no es segura. Una cuerda floja, a diferencia de un cable tenso, lleva más posibilidades de tirar al sujeto que se atreva caminar sobre ella, se necesita ser un equilibrista muy bien entrenado para permanecer en ella sin caer.

    En la actualidad, hay muchas cosas que se encuentran en la cuerda floja, es difícil encontrar piso firme donde se pueda dar paso seguro, el riesgo de caer a cada momento es inminente, la política es una de ellas, a través del tiempo, se ha abusado tanto de las malas costumbres queriéndolas vender como acciones políticas que en este momento nos da dificultad encontrar a un político genuino que haga política verdadera, la falta de ética envilece la política y la puede llegar a pervertir a tal grado que se ha utilizado para engañar, para manipular… para someter. Lejos ha quedado la idea de usar la política para acercar los extremos, armonizando con fuerzas divergentes la tarea de gobernar una sociedad en constante cambio.

    En la cuerda floja están también los partidos políticos que a lo largo del tiempo fueron pervirtiendo sus procedimientos y su manera de actuar a tal grado de perder la confianza de la gente, unos son verdaderas mafias que se manejan por cuotas de poder o por el ADN político de su aristocracia, otros son satélites del gobierno o de partidos más grandes que sirven de comparsa en los procesos electorales y otros se han constituido en franquicias para beneficio de un caudillo, una familia o de un club de propietarios, pero al final, todos los partidos políticos se han servido de la legislación electoral para beneficiarse de manera arbitraria, sus documentos básicos, estatutos y declaración de principios, son un requisito que la ley les exige para su existencia, más no para regular su vida interna, en la práctica los utilizan a modo y de acuerdo a las circunstancias del momento, por eso han perdido la credibilidad y quienes más han sufrido la verticalidad del poder interno han sido los propios militantes que han dado testimonio de los múltiples atropellos.

    Quienes gozan de algún privilegio, están por recibirlo o tienen la posibilidad de saltar a otra posición que les traerá beneficios defenderán hasta con la vida la preservación de su partido. Al final de cuentas, el sistema de partidos en el que vivimos permite el “modus vivendi”, y hoy, es la manera tradicional para llegar a un cargo de elección popular. La vía ciudadana de candidaturas independientes la están matando los propios funcionarios públicos independientes, no están dando resultados, no son nada novedoso, están también en la cuerda floja.

    En la cuerda floja se encuentran también varios gobiernos estatales que no han brindado las garantías de salud, educación, empleo, bienestar social y seguridad a la población que representan, han dejado perder la confianza de la ciudadanía a consecuencia de una actitud omisa en la atención de los problemas de mayor agudeza para la población, ha faltado mucha vocación por servir. Finalmente, quienes tenemos un buen rato caminando por la cuerda floja somos los ciudadanos comunes, hacemos malabares para mantenernos de pie, hemos tenido que aguantar de todo y no nos cansamos, nos agarramos del relieve más pronunciado y filoso para no caer, creemos aún en esa fuerza espiritual que nos mantiene erguidos esperando la palabra acompañada de la acción, creemos en nuestro poder y lo ejerceremos sin ninguna duda. La clase política tiene que resolver el paradigma de cómo darle la cara al ciudadano al que le ha fallado para convencerlo de que participe por el bien de su Nación. No será sencillo, pero habrá participación social, de lo que estoy seguro es que en las próximas elecciones muchos políticos recibirán la lección de su vida.

     

    Más información en esta sección:


    MÉXICO YA ELIGIÓ. Daniel Ambriz Mendoza ...Leer más >>

    EL PESO DEL HUMOR SOCIAL. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    ES DE LEY. Daniel Ambriz Mendoza....Leer más >>

    UN SNTE CON VISIÓN PROSPECTIVA. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    ¿Y POR QUÉ AHORA SÍ?  Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    LIDERAZGOS A PRUEBA. Daniel Ambriz Mendoza ...Leer más >>

    LA MISIÓN DE EDUCAR. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    LA DERROTA DE LOS VIOLENTOS ...Leer más >>

    Brevedad, brevedad y brevedad...Leer más >>


lIGAS IMPORTANTES